Loading...

Indignante!!! El único bisnieto del General Antonio Maceo fallece en La Habana sumido en la extrema pobreza y en una vivienda que estaba a punto de caerle encima

Marcos Antonio Maceo Urgellés, el único bisnieto de Antonio Maceo que aún vivía, falleció en la tarde de ayer sumido en la extrema pobreza y en una vivienda que estaba a punto de caerle encima. La noticia fue confirmada por el blog Periódico Patria 1892, quienes publicaron una pequeña nota en su pagina de Facebook en la que dieron a conocer el hecho.

“Muere en extrema pobreza bisnieto de nuestro gran Ttán de Bronce. mientras que los hijos y nietos de los generales comunistas que bajaron de la Sierra presumen su burguesía y sus lujos en las redes sociales.”, refleja la nota.

La página de Facebook refiere que, al morir, Maceo Urgellés tenía 62 años, y la pierna derecha amputada.

La fuente añade además que la vivienda de Urgellés, la cual se encontraba ubicada en la calle Georgia # 9, reparto Víbora Park, municipio Arroyo Naranjo, no contaba con servicio sanitario, las paredes estaban agrietadas y apenas tenia algunas de las puertas y ventanas.

“La casa no tenía baño y el piso de la habitación estaba marcado por orines y las moscas revoloteaban por todo el lugar. Un televisor Panda, un ventiladorcito y su silla de ruedas defectuosa era todo lo que tenía”, dice la nota.

Marcos Antonio Maceo Urgellés

De acuerdo a las palabras del propio Urgellés, hace unos 4 años que una brigada de “Mantenimiento Constructivo” le había demolido el techo de su vivienda para ponerle uno nuevo que nunca llegó y solo ubicaron una cubierta ligera. Solo se mantuvo el techo original en la habitación donde dormía, sobre lo que algún día fue un colchón.

El bisnieto de Antonio Maceo tenía que prepararse su comida en una hornilla eléctrica que colocaba sobre una silla, y los escasos alimentos que llegaban a su boca eran gracias a algunos amigos que lo ayudaban.

Lamentablemente para este hombre su parentesco con el legendario “Titán de Bronce” no le sirvió de mucho en la vida, ya que en el momento de su muerte no contaba ni siquiera con una jubilación ni recibía ningún tipo de ayuda de asistencia social.

A pesar de haber cumplido misiones internacionalistas en Nicaragua y Angola, a su regreso a la Isla la Asociación de Combatientes jamás le brindó ayuda, ya que esta solo ayudaba a los que habían luchado en la Sierra.

“Le dediqué mi vida a este proceso revolucionario y ahora estoy abandonado a mi suerte”, confesó una vez este bisnieto de aquel Mayor General del Ejército Libertador, cuyas hazañas le hicieron merecedor de ser recordado por siempre como el Titán de Bronce.

Post originado en: Isla local

Compártelo en
0Shares
Loading...

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*