Fotorreportero canadiense fue detenido en La Habana y le quitaron sus equipos

David Himbert fotógrafo de prensa canadiense sufrió la censura que viven los periodistas independientes de la Isla tras ser arrestado el pasado domingo 4 de noviembre.

Este viajo a territorio cubano para retratar a la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, pero su deseo terminó en una pesadilla que resumió de forma muy clara en las redes sociales.

“Fin del ajetreado viaje a cuba. La policía me arrestó y me confiscaron las tarjetas de memoria y los discos duros”, dijo en su perfil de Instagram.

La pesadilla comenzó tras conocer a una periodista independiente de la Isla que le proporcionó el número de teléfono de la activista, aunque en este momento ya le avisó que la opositora estaba bajo arresto domiciliario en Lawton.

“Ante esta dificultad, todavía decidí llamar para ver si podía fotografiarlo desde la distancia, en la ventana del edificio. Ella respondió que tenía prohibido aparecer incluso en una ventana y que, de hecho, la casa estaba sujeta a una mayor vigilancia policial”, escribió Himbert en el portal Mediapart.

Pese a todo optó por desplazarse al lugar para, al menos, fotografiar la casa. Pero al bajar del taxi, tanto él como su traductor Daniel fueron detenidos. “Nos arrestó un policía de paisano y nos embarcamos en un coche patrulla a un departamento local de la Seguridad del Estado”, aseguró.

Cuando llegó fue interrogado durante tres horas y le comunicaron que habían escuchado las llamadas a Soler.

“Me interrogaron incansablemente sobre mis intenciones. Uno de los policías comenzó a mirar las fotos de una de mis cámaras y me pidió que justificara las instantáneas de las embajadas de Rusia y Estados Unidos. Expliqué que, como fotógrafo de agencia, era normal renovar estas imágenes, que sirven para ilustrar los problemas diplomáticos cuando es necesario”, relató en el citado medio.

Las explicaciones no convencieron al agente que borró las imágenes de los edificios consulares, así como las que aparecían policías o militares.

“Después de 3 horas de interrogatorio, fui trasladado en autobús al aeropuerto de Varadero, bajo vigilancia y sin mi pasaporte, porque quería decir que tenía que tomar mi vuelo de regreso a Montreal esa noche”, agregó Himbert.

“Allí me interrogaron nuevamente durante aproximadamente cuatro horas, durante las cuales los servicios de inmigración registraron mis pertenencias para confiscar finalmente todos los medios que contenían mis fotos (tarjetas de memoria y disco duro). Todo mi trabajo, cientos de fotos, ha sido sellado, y la única justificación es la necesidad de analizarlas”, denunció.

Lo único que pudo salvar este fotorreportero fue la imagen de un hombre enfermo que vive en un edificio situado en La Habana y que está al borde del derrumbe.

Para Himbert todo lo vivido en Cuba se resume con un frase: “Este es un mensaje claro que se ha enviado a la prensa en general: no ponga su nariz en nuestro negocio”.

Con información de : cibercuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

millonaria

Sexy millonaria busca joven para compartir fortuna

Una joven británica conocida como Jane Park, ganó la lotería cuando solo tenía 17 años, ...