“Regresar a Cuba es equivalente al suicidio” Cubano atrapado en Rusia

El inmigrante cubano José Esteban Torres Vico ha vivido todo un infierno desde que decidió escapar de Cuba y tras sufrir 10 meses en las terribles cárceles de Bielorrusia, se encuentra residenciado en el albergue ruso la Madre Teresa, a la espera de respuesta de una solicitud de asilo temporal, que cree le será negada.

“El sistema está estructurado para hacer sufrir a la persona, para ver si eres lo suficientemente fuerte como para aguantar dos años y tanto. Yo lo que quiero es pertenecer a alguna parte para volver a empezar. Sea Rusia o sea dónde sea, pero lo que necesito es pertenecer a alguna parte porque hoy por hoy ya ni cubano soy, ya perdí los derechos como cubano”, cuenta Torres en entrevista de Anastasia Tschenko, citada por Martí Noticias.

El joven cubano quedó atrapado en Rusia luego de intentar llegar a los Estados Unidos con un pasaporte mexicano falso desde Bielorrusia. La posibilidad de ser deportado a la Isla quedó anulada debido a que la ley cubana establece que al desertar de una misión internacional, la que desempeñaba autorizado por el régimen, no puede regresar a Cuba en ocho años. De todas formas, aseguró que regresar a Cuba es como suicidarse.

“Creo que esta ley es un intento para que otros puedan ver lo que puede pasar y no les guste. Además, si sales del país por más de dos años, luego pierdes la ciudadanía de Cuba, pierdes todos los derechos y debes pasar el examen para la repatriación”, precisó el inmigrante.

Torres se escapó una madrugada cuando el jefe de la “misión” dormía. Fue al aeropuerto compró boletos y voló a Moscú, donde se encontró a 30 cubanos más que deseaban llegar a Estados Unidos.

Su primera diligencia fue ante la Embajada de Estados Unidos, donde solicitó ayuda para reunirse con su hermana que acababa de emigrar al norte.

“Dos meses más tarde, nos dieron el pasaporte falso y un billete de vuelta. Nos dividieron en varios grupos, y todos volamos con diferentes escalas. Yo y otros cinco volamos de Bielorrusia. En la frontera nos dijeron que nuestros pasaportes eran falsos, y me pusieron en prisión durante 10 meses”, relató.

En su reclusión pasó los primeros 10 días sin bañarse y estuvo un mes sin cambio de ropa.

“No me golpearon, pero a menudo gritaban, estaban enojados, porque no entendía lo que me decían. Pero fue aún peor cuando ya estaba esperando la deportación. Pasé cuatro meses en una celda donde había dos veces más reclusos que camas. Se dormía por turnos. Pensaba que las cárceles cubanas son terribles, pero las de Bielorrusia no son mejores”.

Ahora el cubano vive sin poder trabajar, sin documentos y aislado del mundo, sin esperanza de legalizarse en el país y poder llevar una vida normal. No hay un solo ciudadano cubano en el país con estatus de refugiado o asilo temporal.

fuente : cubanosporelmundo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Nuevos requisitos para solicitudes de residencia en EE.UU

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS) recién anunció un importante cambio en ...