La estadounidense Vicki Huddleston, que trabajó por 25 años en Cuba, cuenta su turbulenta relación con Fidel Castro

La estadounidense Vicki Huddleston, quien trabajó durante 25 años en las relaciones entre Cuba y su país, conversoó recientemente con el periodista Moisés Naím para relatar su experiencia en la Isla, su turbulenta relación con Fidel Castro y la influencia de este en América Latina. Huddleston también ofreció su punto de vista sobre las desiciones de su gobierno cuando el caso del niño Elián González.

 

Ella estuvo con Barack Obama cuando este viajó a la Isla en 2015 para sellar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, que permitieron la reapertura después de décadas de una embajada en La Habana.

Según cuenta, nunca olvidará su primer encuentro con Fidel Castro. “Fue en 1991, yo estaba con una delegación del Departamento de Estado en una celebración en el Palacio de la Revolución y Castro me reconoció porque yo había estado en Cuba muchas veces. En ese entonces yo era directora de Asuntos Cubanos en La Habana y cuándo me vio me preguntó ¿Tú quien eres… La esposa de alguien?”.

“Yo estaba muy avergonzada porque las delegaciones de todo el mundo estaban viendo. Me levanté y respondí: No, yo soy la directora de Asuntos Cubanos. Él esperó a que hubiera silencio para que todos escucharan su respuesta y me dijo: Yo pensaba que yo era el director de Asuntos Cubanos”.

Vicki explica que nunca pensó que el régimen llegaría al 2018. “Pero nosotros los hemos ayudado -dice-. El embargo ha dificultado que lleguen a Cuba radios, televisores, Internet y eso le ha permitido al Gobierno controlar el acceso a la información de sus ciudadanos”.

“Si queremos derechos humanos en Cuba la solución es la apertura económica, darle a los cubanos algo de dinero para que puedan alcanzar su potencial”.

Sobre el caso del niño Elián González, Vicky cree que el presidente Bill Clinton cometió uno de los mayores errores de su Gobierno dejando esto en manos de la Corte, lo que hizo que el proceso durara seis meses y Castro aprovechara para revitalizar su Revolución y ganar simpatías a nivel mundial.

En el caso de los ataques sónicos a diplomáticos estadounidenses en la Isla ella cree que no hubo tal atque, que se debió a un problema con los dispositivos de escucha. “Pero Marco Rubio y los cubanos conservadores usan esto para modificar las políticas. Hay un personal mínimo que ni siquiera puede reportar lo que está sucediendo en el país en medio de la transición que se está viviendo. Los rusos y los chinos se están expandiendo mientras nosotros tomamos medidas en contra de nuestros intereses y en contra de los intereses del pueblo cubano”.

Huddleston acaba de publicar un libro titulado Our woman in Havana (Nuestra mujer en La Habana) en el que narra sus experiencias y las más insólitas circunstancias que vivió en la mayor de las Antillas.

Hace un mes la exdiplomática ofreció otra entrevista a WPLG Local10 en la que aseguraba que Cuba tiene “un gobierno autoritario controlado más por los militares que por el partido. Nadie tiene la capacidad dentro del país para desafiar la regla de los Castro”.

Tomado de : cibercuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Intenta renegociar Cuba la deuda millonaria con Brasil

Según informa la agencia AFP, el embajador de Brasil en Cuba, Orlando Leite indicó que ...